¿CÓMO UTILIZAR TUS SISTEMAS REPRESENTACIONALES PARA LOGRAR UNA SITUACIÓN DESEADA?

Actualizado: 1 de sep de 2020

Puente al Futuro” es una técnica de la Programación Neurolingüística que puede ser utilizada como una carta de navegación, una hoja de ruta, o como desees llamarlo para lograr tus metas y objetivos, teniendo en cuenta factores de incertidumbre con los que te puedas encontrar y modificar creencias e identidades “viajando a través del tiempo”. ¿”Viajar a través del tiempo? Sí claro, no necesitas inventarte una máquina para aquello. Nuestro cerebro nos permite hacer cosas fantásticas, sólo hay que aprender y practicar.


Diversas fuentes teóricas explican el desarrollo de esta técnica en 2 pasos, 3 pasos, 5 pasos, etc y con diferentes nomenclaturas por paso. Yo las explicaré con un fondo temático personal, concatenando la técnica de la visualización e inspirado en la idea romántica de “el viaje para encontrar el propósito”, y por último, aplicado en caso real y vigente “Ayudando a un colega y amigo a emprender”.

Personalmente he utilizado esta técnica en retrospectivas de equipos en proceso de transformación cultural ágil y funciona muy bien, ya que logra generar un sentido de unidad en el equipo para enfocarse hacia una dirección, a diferencia de otras técnicas retrospectivas que decantan en múltiples soluciones y decenas de planes de acciones abrumadores de gestionar sin una eficiente priorización y liderazgo.


Para vencer la inercia y ponerse en movimiento para lograr algo, te recomiendo que primero busques fuentes de automotivación, que a su vez te generen ciertos grados de compromiso para tomar la iniciativa y ponerte “manos a la obra”. Decirlo es muy fácil, pero llevarlo a la práctica implica mucho más, por esto te explicaré:

  • En qué circunstancias aplicarla,

  • Cómo se implementa,

  • Riesgos a considerar,

  • Beneficios para ti y tu alrededor.

  • Tips para incrementar eficacia de la técnica.


¿En qué circunstancias aplicar “Puente al futuro”?

  • ¿Debes rendir un examen de certificación internacional? ¿Y en un idioma que no dominas? Buen desafío y yo me vi en esta situación hace una semana atrás con un objetivo tácito: Aprobar.

  • Los resultados de productividad de la empresa arrojan que tu liderazgo y tu equipo no están acorde “a lo esperado” (claramente subjetivo y condicionado a cada contexto). Puedes trazar esta técnica y a través de un paso a paso lograrás materializar cambios importantes para alcanzar la situación deseada.

  • ¿Deseas alcanzar un nuevo puesto en tu organización? Puente al futuro te entregará esa carta de navegación que necesitas para lograrlo.

  • ¿Tienes en mente iniciar un emprendimiento pero estás lleno de “sentimientos encontrados”? Puente al futuro te puede ayudar a guiar tus pasos para alcanzar tu sueño.

  • ¿Quieres mudarte a otro lugar? No es una decisión trivial y se deben considerar muchas variables. Puente al futuro te puede ayudar a mapear la información y centrarte en hacer una buena elección.

La verdad es que, desde mi punto de vista, no hay restricción en su utilización sobre situaciones, o mejor dicho, nuestro cerebro es nuestra única limitación, y nosotros tenemos el poder de decidir si ampliamos esos límites.

"¿En qué consiste esta técnica y cómo la llevo a la realidad?"

Primer templo: El origen (¿Dónde estoy ahora?)

Imagínate fuera de tu cuerpo y aplica los sistemas representacionales:

  • V: Observa en qué situación te encuentras ahora, qué logras ver, a quiénes ves, qué elementos visuales definen dónde estás ahora, colores, formas, tu casa, paisajes abiertos, etc.

  • A: Presta atención a qué estás escuchando en la situación actual; qué frases y palabras pronuncias, qué te dicen tus familiares, qué dicen tus amistades, qué logras escuchar de tu jefe y/o compañeros de trabajo, qué escuchas en los medios informativos, etc.

  • C: Identifica qué estás haciendo en la situación actual; qué estás leyendo, qué cocinas, qué fabricas, con quiénes estás jugando, con quiénes estás compartiendo afectos en forma de abrazos, apretones de manos, besos (con todos los resguardos de la pandemia), etc.

  • Desarrollo del caso: Mi amigo actualmente está ejerciendo (C) su trabajo actual en una entidad financiera, tiene exceso de trabajo, con largas jornadas, es consciente que su entorno está igual (V), ve a sus compañeros atareados y a sus jefes con “reunionitis aguda extensiva” y escucha constantemente de su círculo cercano (A) “Me gusta mucho tu idea”, “¿Y cuándo formalizas tu emprendimiento?, “Hay muchas ideas iguales en el mercado, mejor sigue trabajando en lo que estás”, “¿Y si pierdes tu trabajo actual?”, “¿Y si tu jefe se entera?”, “Compadre, yo te apoyo y trabajemos juntos para impulsar tu idea”, etc.

  • Riesgos asociados: Cuidado con la reflexión eterna, quedarse “pegado” en el primer templo inhabilitará tu capacidad para generar potenciales oportunidades futuras. Por otro lado, si eres consciente de estar actualmente con algunos síntomas de depresión, es mejor no auto-aplicarla y pedir ayuda de alguien experimentado, pues corres el riesgo de ahogarte en un mar de variables negativas produciéndote parálisis e incorporando elementos indeseados a tu situación actual y que antes no existían.

  • Reflexión del primer templo: Debes ser consciente, aplicar mucho sentido común e identificar todas las variables concretas e intangibles dónde estás inserto hoy actualmente, para poder darte cuenta a nivel emocional si estás bien así, si estás incómodo, feliz, inconforme, expectante, etc y hacerte la pregunta de vigor ¿Quiero mantenerme en este estado? ¿Quiero permanecer en este templo?

Quinto templo: El monte Olimpo (¿Dónde quiero llegar?)

Manteniendo el ejercicio de imaginarte fuera de tu cuerpo, aplica los sistemas representacionales nuevamente pero esta vez con una proyección futura.

  • V: Observa el cómo te ves una vez alcanzada tu situación deseada; a quiénes ves, qué logras visualizar del logro, cómo te ves a ti mismo, dónde estás ahora, qué nuevos lugares puedes ver, etc.

  • A: ¿Qué estás diciendo ahora que alcanzaste tu logro?, ¿Qué dice tu familia? ¿Qué te dicen tus amigos? ¿Qué dicen tus compañeros?

  • C: ¿Qué estás haciendo ahora? ¿Qué haces con tu nuevo logro? ¿Cómo usas ese elemento nuevo que adquiriste? ¿Los demás están usando eso que creaste? ¿Cómo lo usan? ¿Cómo lo estás viviendo?

  • Desarrollo del caso: Al guiar a mi amigo con el desarrollo de la técnica se obtuvieron frases como estas: “Veo (V) en mi web de emprendimiento que muchas personas se han sumado ya a ofrecer sus servicios”, “Veo que las personas recomiendan y comparten mis publicaciones a través de las redes sociales”, “veo en mi cuenta que no se están generando los ingresos diferenciales que necesito”; “Escucho (A) las felicitaciones y las palabras de buenas vibras de parte de mis amigos”, “Bien hijo, me alegro mucho por ti y rezaremos porque el éxito siga creciendo contigo”; “Estoy (V) generando webinars gratuitos para difundir conocimientos y también para promocionar mi marca”, “estoy reuniéndome constantemente con personas que podrían ser potenciales proveedores de servicio dentro de mi web marketplace”.

  • Riesgos asociados: Modelar mentalmente una situación deseada positiva te inyectará dosis de motivación, felicidad, tus sentidos estarán más alerta, te sentirás con más energía entre otras cosas, no obstante, debemos mantener los pies sobre la tierra y estar siempre conscientes que estamos proyectando una ilusión y debemos esforzarnos para materializarla. Si idealizamos una situación deseada a un plazo muy largo y con sólo una planificación inicial (ejemplo: ¿Dónde te ves en 5 años? xD), claramente el nivel de incertidumbre sería gigantesco al igual que la probabilidad de no ocurrencia.

  • Reflexión del quinto templo: Lean & Agile junto a sus principios promueven la experimentación para obtener aprendizajes importantes, planificar en forma continua y frente a los cambios saber cómo absorberlos, modificarse y continuar. Por lo tanto, ten presente siempre el quinto templo como tu meta, pero enfócate mucho más en el presente y en las acciones que estás ejecutando para acercarte al Olimpo proyectado.

Segundo templo: El abismo (¿Qué me frena o mueve?)

Manteniendo el ejercicio de imaginarte fuera de tu cuerpo, aplica los sistemas representacionales nuevamente, pero esta vez no iremos ni al pasado ni al futuro, nos quedaremos frente a frente al abismo, contemplándolo como un gran obstáculo o una gran oportunidad para acercarme al quinto templo.

  • ¿Qué barreras personales logras ver que te impiden avanzar?, ¿Ves que no tienes suficiente dinero?, ¿Ves que otros con ideas similares a la tuya están fracasando y eso te llena de miedos?, ¿Ves que te falta infraestructura física para desarrollar lo que quieres?, ¿Te ves sólo ante tu meta y te sientes inseguro?;

  • ¿Qué elementos internos logras visualizar que te impulsan a seguir? ¿Escuchas a tus familiares y/o amigos alentándote a continuar? ¿Estás estudiando, averiguando o buscando esos elementos para seguir moviéndote?

  • Desarrollo del caso: “Veo (V) que en redes sociales hay muchas posibilidades de viralizar mi emprendimiento”, “Veo (V) a mi amigo escribiéndome por WhatsApp frecuentemente dándome ideas de cómo ir mejorando mi emprendimiento”, “En la TV (V) (A) veo manifestaciones que arrasan con emprendimientos en las calles”, “Siento (C) que no avanzo tan rápido como quisiera ya que tengo exceso de trabajo”, “Llega el fin de semana y sólo me dedico a descansar (C)”.

  • Riesgos asociados: Si padeces del sesgo cognitivo “Dunning Kruger” desperdiciarás la eficacia de esta técnica, ya que debes ser muy auto-crítico para poder mapear en forma real y consciente todos los elementos que te paralizan o que te mueven hacia tu meta.

  • Reflexión del segundo templo: Es altamente recomendable que en este templo puedas incorporar a otras personas que tú consideres pertinentes para que te entreguen distintos puntos de vista, lo que te permitirá adquirir nuevas oportunidades para continuar, como quizás esa energía externa que necesitabas para derribar abismos y riscos que tú idealizaste como “muy grandes”, pero a ojos de los demás no eran así.

Tercer templo: Equipo y Equipamiento (¿Qué necesitaré?)

Manteniendo el ejercicio de imaginarte fuera de tu cuerpo, aplica los sistemas representacionales para identificar los elementos que necesitas para llegar al quinto templo, como a su vez héroes/heroínas que podrían acompañarte en tu viaje.

  • ¿Qué capacidades y habilidades necesitaré? ¿Debo aprender algo que desconozco (V) (A)(C)?

  • ¿Con qué personas debo contar? ¿Qué personas identifico (V) como posibles mentores? ¿Qué personas quiero tener (C) siempre cerca para brindarme apoyo emocional? ¿A quiénes podría contactar (C) para recoger experiencias valiosas?

  • ¿Qué elementos y recursos necesito? ¿Qué información debo leer (V)? ¿Qué items debo comprar (C)? ¿En qué debo invertir (C)? ¿Qué cosas debo desarrollar (C)?

  • Desarrollo del caso: “Me quiero reunir (A) contigo (yo :P) para que me orientes en cómo mejorar”, “Estoy (C) desarrollando mi web cada fin de semana y necesito ayuda”, “Me falta (A) aprender a generar campañas de Marketing”, “Revisé (V) (C) que la mayoría de mis contactos están en X red social”, “No sé (A) sobre mejores estrategias de precios, promociones y suscripciones”, “Necesito (A) masificar la idea para que más personas se sumen en forma progresiva”, “Debo (A) ponerme metas frecuentes para publicar”…

  • Riesgos asociados: Si eres muy duro contigo mismo y generas una lista infinita de elementos que necesitas, te sentirás abrumado y te llenarás de inseguridad, lo que te haría retroceder varios pasos, aunque es un escenario posible. Dependiendo de tu nivel de auto-estima actual podría condicionar el resultado. Nuevamente la recomendación es incorporar personas para generar diversidad de pensamiento y te alienten a seguir.

  • Reflexión del tercer templo: Desde mi experiencia, el plan perfecto no existe. Por lo tanto, si queremos identificar y conseguir la totalidad de elementos para luego avanzar, puede que corras el gran riesgo de que haya pasado mucho tiempo y te juegue en contra. Lean & Agile proponen estrategias incrementales iterativas o continuas. Nunca se dará el momento “perfecto” donde se reúnan todas las condiciones idóneas al 100% para lograr algo.

Cuarto templo: Tártaro (¿Qué encontraré?)

Manteniendo el ejercicio de imaginarte fuera de tu cuerpo, aplica los sistemas representacionales por última vez para identificar qué sombras te podrían estar acechando y cómo las afrontarás.

  • Posibles dificultades: ¿Qué riesgos (V) (A) podrían tomar forma? ¿Y si mi contexto actual cambia (C) radicalmente? ¿Y si mi núcleo familiar no me apoyase (V) (A) (C)? ¿Y si aquellas personas que me prometieron ayuda luego desaparecen (V) (A) (C)? ¿Y si aparecen personas que sólo quieren perjudicarme(V) (A) (C)? ¿Y si me quedo atrapado en un “loop” sin ver una salida aparente (V) (C)?

  • Indicadores de logro: ¿De qué manera podré darme cuenta que me estoy acercando a la situación deseada? Si eres fanático de los OKR & KPI eres libre de crearlos e ir nutriéndolos de datos para tener certeza del avance. A nivel emocional y abstracto puedes ir notando cambios asociados a tu mejoría en el estado anímico, en la cantidad de personas que te van ayudando, en las buenas vibras que te manifiestan, contemplando las acciones que ya has ejecutado, reflexionando sobre los resultados obtenidos, en fin.

  • Desarrollo del caso: “Siento (A) que no avanzo a la velocidad que quisiera porque el cansancio me está ganando”, “Varios amigos me prometieron (A) ayuda, pero al contactarlos, no devuelven mis llamadas o leen mis WhatsApps”, “Quiero acceder (A) a mayor financiamiento pero desconozco cómo y me falta tiempo para averiguar”, “Estoy (C) configurando mi entorno digital pero estoy trabado con muchas cosas que no domino”, etc.

  • Riesgos asociados: Es importante identificar posibles riesgos de ocurrencia, y preparar planes de acción para mitigarlos. Ahora bien, en la teoría suena muy bonito, pero en la práctica no siempre se desarrolla de manera correcta el hábito de generar planes y disciplinadamente cumplirlos, estamos en un entorno VUCA, donde el cambio se produce a la orden del día.

  • Reflexión del cuarto templo: Es importante visualizar los riesgos, sí. Es importante pensar cómo mitigarlos, sí!, pero aún más importante es pasar a la acción con ellos, buscando ayuda, averiguando, “moviéndose”. Los planes por sí solos no se ejecutan, y me ha tocado observar varias veces como personas y equipos se quedan tranquilos construyendo sólo un tablero bonito de riesgos, que queda como adorno mural.

Recomendaciones

Pide ayuda

Ideal si logras encontrarte con alguien que haya utilizado muchas veces esta técnica y te ayuda a aplicarla en la situación que deseas ¿Y por qué necesito que otra persona me guíe? ¿No puedo aplicarla por mi cuenta? Claro que sí puedes aplicarla técnica a ti mismo, y la intención de mi artículo es que lo hagas, ya que traerá muchos beneficios y desarrollos de habilidades a tu vida, no obstante, una idealización fantástica de la situación te puede cegar, perdiendo de vista objetividad y factores importantes de la realidad, además alguien más experimentado podrá compartir contigo diversos puntos de vista para integrarlos a tu situación objetivo, atrayendo más oportunidades de éxito. Está demás explicar qué es sinergia y pensamiento diverso; si tu situación deseada involucra a tu núcleo familiar y/o círculos cercanos, inclúyelos en el desarrollo de la técnica, incrementarás su potencial a nivel exponencial.


Perseverancia

Interactuar con la técnica constantemente, hacer ajustes las veces que sea necesario, VUCA y no hay planes perfectos, si te caes, es parte del camino, encontrarás piedras más grandes que tú, pero el truco es visualizar materializar nuevas formas de sortear y avanzar.


Visual Thinking

Hácelo visual. Lean & Agile se fundamentan en Visual Thinking, por lo tanto, materializa esta técnica en un papel, en una cartulina y pégalo en un muro de tu hogar. Si eres “100% digital”, hazlo en un formato donde siempre puedas visualizarlo, de lo contrario, todos los elementos esenciales que hayas recopilado terminarán desapareciendo de tu radar y te perderás en tu día a día (un clásico).


Busca tu dimensión espacio-tiempo

Busca tu espacio privado para materializar la técnica. Se requiere identificar muchos elementos clave, por lo tanto, las distracciones y ruido ambiental te pueden jugar una mala pasada, no es una técnica para tomársela “a la ligera”. Así como las personas que están acostumbradas meditar se refugian en su espacio habitual de tranquilidad, aquí buscar ese espacio y tiempo te ayudarán muchísimo.



Para finalizar, con esta técnica “viajarás al pasado y presente” rememorando experiencias positivas y negativas, rescatando elementos necesarios, elevando tus capacidades de inteligencia emocional y moldeando tus experiencias futuras.


A diferencia de muchos post y literaturas, no quiero decir que está técnica se usa para alcanzar el éxito en la vida y sentirte exitoso, ya que son palabras totalmente subjetivas y pueden carecer de bases fundamentales para ser aplicadas como modelos para otras personas. Sólo quiero afirmar, en base a mi experiencia y creencias, que si logras sintonizar tu cerebro en una banda positiva, tu subconsciente atraerá nuevas experiencias de aprendizaje para que sigas ampliando tus oportunidades.

Quiero aplicar “Flashback” con ustedes, mis estimad@s lector@s y miembros de la comunidad taurina, apelando a sus momentos bonitos recuerdos de infancia, ¿Les resulta familiar los dibujos de los templos?

¡Te desafío a escribirla en comentarios!


47 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo