LAS CREENCIAS: ¿HABILITADORAS O INHABILITADORAS DE LA AGILIDAD ORGANIZACIONAL?

Durante mi largo recorrido de #TransformaciónOrganizacional por distintas organizaciones he escuchado todo tipo de #Comentarios derivados de la Agilidad que han expresado los colaboradores:

  • "¿Y esta era la famosa Agilidad que tanto proclamaban? No vi resultados reales",

  • "A mí me resultó bien la implementación de Scrum en la otra empresa, acá también va a resultar bien",

  • "Los Gerentes siempre son los que traban el desarrollo de la Agilidad",

  • "Lo que pasa es que los Jefes de Proyecto no quieren trabajar con Scrum",

  • "Siempre es lo mismo, los colaboradores no se comprometen con el cambio",

  • "Este nuevo cambio no va a resultar, es lo mismo de todos los años, solo le ponen un nombre de moda",

  • "Ya tuve malas experiencias con Scrum, yo sé que no resultará en este nuevo equipo",

  • …….(La lista puede volverse extensa)…….


¿Has escuchado alguno de los comentarios anteriores en tu organización? ¿Sabes cuál es el común denominador?

Todos los comentarios se originaron desde CREENCIAS, y ese es el común denominador.

Resiliencia














¿CUÁL ELECCIÓN "CREES" QUE ES MEJOR?

A lo largo de la historia de la humanidad, las creencias dan origen a prejuicios, fanatismos, racismos y enfrentamientos en el sentido amplio de la palabra. Las creencias de cada persona es válida, en una organización las creencias de cada colaborador son válidas, el conflicto se genera cuando las diferencias entre creencias se vuelven un impedimento para la comunicación y la interacción positiva.

Habitualmente, todas las personas nos comportamos de acuerdo a nuestras creencias que fueron concebidas mientras fuimos desarrollándonos e interactuando en la sociedad, relacionándose a nivel de identidad personal, conductas, habilidades y entorno entre otros.

Citaré a personajes reconocidos dentro del campo de la #PNL (Programación Neurolingüística) para reforzar el concepto CREENCIA desde diversas perspectivas, para luego profundizar referente a cómo nuestras creencias pueden habilitar o inhabilitar la Agilidad en las Organizaciones.


Según Dilts (1990) "Las creencias son una fuerza muy poderosa dentro de nuestra conducta, pueden con frecuencia limitar el aprovechamiento integral de los recursos de la persona y de su competencia inconsciente".
Según Saint Paul y Tenenbaum (1996) "Una creencia es una afirmación personal que consideramos verdadera. Consciente o inconsciente, afecta a la percepción que tenemos de nosotros mismos, de los demás y del mundo en general".
Según O'Connor y Seymur (1998) "Las creencias son nuestros principios rectores, los mapas internos que empleamos para dar sentido al mundo; nos dan estabilidad y continuidad".
Según Carrión (2003) las creencias son "las manifestaciones lingüísticas de la experiencia".

Personalmente me gusta mucho la definición de Dilts referente a que las creencias "pueden con frecuencia limitar", y quiero vincular esta frase con la titánica labor de un Agile Coach. En buenos términos generales, un Agile Coach tiene "una mochila cargada de experiencias, conocimiento, valores, principios, herramientas y CREENCIAS", ¡Sí, creencias!, en la medida que introduce cambios organizacionales, implementa frameworks ágiles, desarrolla competencias, instaura hábitos y modifica comportamientos en las personas, va condicionando su percepción del mundo, y por lo tanto, ya configurando sus creencias.

En este punto es donde un Agile Coach nunca debe olvidarse de "el aquí y el ahora", mantener abiertos todos sus sentidos y su disposición a siempre aprender de otro, pues ese otro puede poner en duda tus propias creencias, y "hacerte crecer", algo así como una retribución bilateral.

De acuerdo a lo anterior, Carrión hizo distinciones sobre las creencias y cómo nos afectan a nivel de emoción y conducta:

Creencias potenciadoras

Este tipo de creencias nos dan energía, motivación y auto-confianza. Estas creencias se van construyendo a partir de diversas situaciones que nos generaron experiencias positivas; un buen nivel de #IE (Inteligencia Emocional) refuerza las creencias potenciadoras. Vinculado a la idea central de este artículo, los colaboradores que hayan acumulado experiencias positivas en implementaciones ágiles, fortalecerán sus creencias potenciadoras y "creerán" que la Agilidad y sus frameworks ágiles tienen "un poder universal" pudiendo aplicarse sin mayores complicaciones en distintos equipos, ya que "están convencidos de aquello", e irán convenciendo, a partir de sus creencias, al resto de la organización, dando nacimiento a una creencia colectiva, pero…¿Creo en una creencia sólo porque me dicen que debe ser así?. Dejaremos el concepto "pensamiento crítico" para otra publicación :)

Creencias limitantes

Al contrario de las anteriores, éstas se generan por experiencias negativas acumulativas; nos afectan de manera significativa, pues distorsionan nuestra percepción y objetividad, favoreciendo enormemente el nacimiento e instauración de los prejuicios. Si los colaboradores que tuvieron experiencias negativas con Agilidad imponen barreras de resistencia al primer indicio de cambio, estarán bloqueando cualquier oportunidad de aprendizaje, desarrollo y crecimiento, tanto personal como colectivo, por lo tanto se refuerzan las creencias limitantes generando el conflicto multidireccional. El rol de los Agile Coaches y de los líderes es clave en estas situaciones, por lo que cobra vital importancia aprender y aplicar técnicas para disminuir el poder de las creencias limitantes, pero es fácil decirlo ¿cierto?

La PNL e IE juegan un rol fundamental para habilitar cambios, pues las creencias están acompañadas de cargas afectivas, de muestra un botón:

"Este año nos subiremos al tren de la Agilidad, están todos invitados a formar parte del cambio, y el que no quiera subirse….." (CEO de prácticamente cualquier organización tradicional que está por iniciar un cambio cultural ágil).

Esta típica frase que se repite termina transformándose en una creencia limitante para los colaboradores, y a su vez, genera una carga negativa asociada a un liderazgo basado en el miedo y el castigo.


Las opiniones están divididas entre los diversos profesionales de la Agilidad, y se dividen en que no es necesaria la PNL y la IE en las implementaciones ágiles, y justamente es un debate sin fin originado en torno a creencias, y como cada creencia es válida, es válido expresar la mía:


"Somos seres humanos comandados en gran parte por nuestro cerebro, con eventos bio-físico-químicos que generan emociones, condicionando nuestro ser, pensar y actuar, por lo tanto la PNL/IE son fundamentales para poder desarrollar interacciones que propicien una mejor sociedad, y la Agilidad es un cambio cultural más dentro de muchos otros".



Si te gustó el artículo, déjamelo saber en comentarios y así me animo a escribir una segunda parte orientada a técnicas y prácticas para modificar creencias



46 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo