¿LOGRARÍAS IDENTIFICAR QUÉ TIPO DE NEUROSIS TIENES?

¿Qué es lo “primero que se te viene a la mente” al escuchar la palabra neurosis? ¿Le asignas una carga negativa, imparcial o positiva? ¿Te sorprenderías si te digo que este concepto es más habitual de lo que creemos?


En mi constante búsqueda de potenciar y fundir #MundoÁgil, #CambioOrganizacional, #PNL e #InteligenciaEmocional, me topé con la teoría de Karen Horney, y quiero compartir contigo qué es esta teoría y cómo está estrechamente vinculada con nuestras vidas y procesos de cambios organizacionales.

Resiliencia














Karen Horney (1885-1952) Psicóloga y Psicoanalista

Si buscamos definiciones de neurosis nos podemos encontrar por ejemplo con:


“Grupo de enfermedades que se caracterizan por la presencia de trastornos nerviosos y alteraciones emocionales sin que, aparentemente, haya ninguna lesión física en el sistema nervioso” (Oxford)

“Permanecer en un estado emocional negativo durante largos períodos de tiempo” (Google)


En esta era es muy común evidenciar que las organizaciones se han embarcado en la famosa “Transformación Digital”, volviéndonos hiperconectados e hiperactivos, introduciendo múltiples métodos, prácticas y técnicas para ser “más rápidos y mejores” en la entrega de valor, y dejando en forma descuidada el nivel de estrés que vamos añadiendo a nuestras rutinas de vida, y si claramente no sabemos detectar y dominar estas situaciones…¡Bienvenida <Neurosis> a nuestras vidas!


Me gustó el enfoque de la Karen Horney basado en su experiencia clínica, donde entrega una visión particular sobre la neurosis, como algo habitual y cotidiano dentro de nuestras vidas. Ella entendía la neurosis como un elemento para hacer la vida más llevadera, como un método de control interpersonal. Si hiciéramos un símil con el mundo ágil, estaríamos hablando de “adaptación”.


La teoría de Karen documentó 10 patrones de necesidades neuróticas agrupadas en 3 estrategias de adaptación (Ver aquí mi modelo adaptado), basados en lo que todos necesitamos, pero según cada persona pueden distorsionarse debido a experiencias y dificultades de cada situación de vida.


Estrategia de adaptación: "CUMPLIMIENTO"

(1) Necesidad neurótica de <Afecto y Aprobación>


En mi post anterior (Ver aquí) hablé sobre el afecto y el apego como bases para la seguridad emocional y la resiliencia. Todos necesitamos afecto para desarrollarnos a lo largo de nuestra vida.


Sin embargo, aquellas personas que distorsionan estos conceptos, transforman el afecto y la aprobación como una necesidad irracional e indiscriminada, a tal punto de generar falsas expectativas esperando recibir altas dosis de afecto de sus círculos sociales. No podemos dar por sentado que nuestras parejas nos den altos niveles de afecto en forma continua, no podemos esperar grandes muestras de amor de todo el mundo, dado que en varias ocasiones de nuestras vidas tenemos que ser autosuficientes.


Esta necesidad neurótica provoca mucha ansiedad si no se satisface la demanda de afecto y aprobación, cayendo en la condescendencia extrema.



(2) Necesidad neurótica de <Pareja>


Enunciar pareja no se refiere exclusivamente a ese@ compañer@ de vida que ya tienen o están buscando.


Aquellas personas que desarrollan esta necesidad neurótica, buscarán a alguien que “lleve las riendas” de su vida, dejando en manos de otr@ que es@ líder, que es@ jefe, que es@ protector@ que ese amor resolverá todos nuestros problemas, invocando a la inexpugnabilidad y/o al alejamiento frente a los conflictos.

(3) Necesidad neurótica de <Restringir la vida>


¿Te suena el concepto “vida minimalista”? El minimalismo es un estilo de vida que revaloriza tus prioridades enfocándose en simplificar para tener aquello que sólo necesitas, amas y que te inspira.


Sin embargo, aquellas personas que distorsionan el concepto restringen la vida de sí misma o de otros a límites muy rígidos, volviéndose conformistas, depresivos, egoístas, ensimismados y vulnerando sus propios derechos.


Llevando esto a nuestra era, las transformaciones culturales vienen a hacer llevadero lo complejo de guiar los cambios organizacionales, “menos es más”, a volver a lo natural de que la esencia de las organizaciones son las personas y sus interacciones, sin caer en precariedades ni extremismos.


Estrategia de adaptación: "AGRESIÓN"

(4) Necesidad neurótica de <Poder>


Hay mucha literatura que trata esto, así que evitaré caer en lo obvio. Las personas que distorsionan este concepto, generan la necesidad neurótica de omnipotencia. Todavía se sigue utilizando la palabra “Olimpo” para referirse al alto mando tradicional de una empresa.


El neurótico se desespera por lograr el poder, pasando por encima del que esté en el camino (“Chaqueteo”). Trata de instaurar un dominio con fuerte creencia en sus propios poderes racionales, acompañado de un rechazo por la debilidad, aprovechándose de los demás literalmente, ejerciendo liderazgos coercitivos y tradicionales, anulando la innovación, la colaboración y el sentido de propósito común.


Llevando esto a nuestra era, se sienten con más fuerza Management 3.0, Sociocracia, Holacracia, Organizaciones Teal y otras; conceptos muy profundos que dan pie a muchos post siguientes :D

(5) Necesidad neurótica de <Explotar>


Esta necesidad neurótica tiene relación con “explotar” a los demás y “sacar lo mejor” de las personas.


Llevando esto a nuestra era, donde ha proliferado el nacimiento de nuevos roles profesionales como Facilitadores, Scrum Masters, Agile Coach y Líderes de Transformación, todos ellos apuntan a “sacar lo mejor”, a pulir el talento, a potenciar las capacidades de las personas frente a un propósito común, y esto ¡está muy bien!


Sin embargo, aquellas personas que distorsionan este concepto, generan un impulso frenético por la necesidad de tener un efecto, de provocar “alto impacto”, ser escuchado. Te suena “trending topic”, “Highlights”, “Hype”….Finalmente el efecto se transforma en una manipulación de la realidad y la creencia de que los demás están ahí para ser utilizados.


También se da otra manifestación de esta distorsión como miedo a ser manipulado por los demás, de hacer el ridículo o parecer estúpido. Cito un ejemplo textual: “Ustedes se habrán percatado de esas personas que les encanta las bromas pesadas, pero no las soportan cuando ellas son el blanco de tales bromas”.

(6) Necesidad neurótica de <Reconocimiento o Prestigio Social>


Esta necesidad neurótica es bastante similar a la siguiente, la diferencia fundamental es que ésta busca la admiración de grandes redes o masas externas, mientras que la necesidad de admiración personal puede centrarse en núcleos más cercanos. Ahondaré un poco más en el apartado posterior.


Lo complejo y dañino de esta distorsión radica en que algunas personas crean realidades paralelas (Mapas mentales) excesivamente preocupadas por la apariencia y la popularidad; dictaminando qué está bien o qué está mal, qué está “genial” y qué está “pasado de moda”, quiénes son los “comprometidos en la empresa” y quiénes no, quiénes son los “ágiles” y quiénes no…

(7) Necesidad neurótica de <Admiración personal>


La seguridad emocional es clave para el desarrollo adecuado de una persona y se va forjando desde que nacemos. Necesitamos un círculo cercano que reconozca nuestras cualidades internas y externas, lo cual nos hará sentirnos importantes y valorados; preparados para la búsqueda de la auto-realización.


Aquellas personas que distorsionan este concepto quedando atrapados en este tipo de neurosis demuestran desesperación y necesitan recordar a todos sobre su importancia. Comienzan a desarrollar el síndrome de querer estar presentes y ser parte de todo, pues “sin ellos la cosa no funciona”, comienzan a pasearse en la oficina, en el colegio, etc para volverse visibles y atraer las miradas, pues eso los reconforta; hablarán más fuerte en público para hacerse notorios; harán notar que están trabajando hasta altas horas de la madrugada para hacer sentir a los demás que son los únicos importantes e imprescindibles; publicar cualquier cosa sin sentido en rrss sólo para reafirmar que “están ahí”, “que existen”; publicar “estoy triste” para captar atención plena y regocijarse de los cientos de likes recibidos pero con cero interacciones emocionales de calidad; vanagloriarse de tener miles de amigos en rrss pero a “la hora de la verdad” no llega ni uno, en fin…


Concretamente, el miedo de estas personas se centra en no ser nadie, falto de importancia y sin sentido en sus acciones.


Llevando esto a nuestra era, a las transformaciones culturales, los esfuerzos de los nuevos liderazgos debiesen centrarse en crear identidades y comunidades para potenciar el reconocimiento y admiración individual como parte de un todo, que suma a un propósito común compartido, desplazando y re-convirtiendo poco a poco a los típicos “Rock Stars” o perfiles estelares.

(8) Necesidad neurótica de <Logro personal>


Aspirar a logros personales y alcanzarlos incrementará nuestra autoestima y resiliencia, forjándonos como mejores personas. No obstante, los impulsos obsesivos pueden transformar estas bondades en perjuicios. Aquellas personas que distorsionan este concepto deben ser los primeros en todo (Number One).


¿Cuáles son los riesgos de intentar convertirse obsesivamente en #1? Volverse #1 es una tarea difícil, por no decir titánica, y cuando eres neurótic@ en esta categoría, terminarás denostando y devaluando a los demás, situándolos en niveles inferiores, además aquellos ámbitos de tu vida que no se te den bien, también les restarás valor o importancia.


Llevando esto a nuestra era, se nos empuja al logro personal, pero en exceso ¿Y el que tiene menos logros personales que otro lo convierte en una persona inferior? ¿Qué pasa con los sistemas de rankings en las instituciones educacionales que nos empuja a tener siempre un #1? ¿Qué pasa con esos sistemas de “meritocracia” premiando sólo al “empleado del mes”? ¿Qué pasa con esos sistemas de medición OKR & KPI orientados a ser el mejor equipo o empresa ante los demás?


Kaizen y las Artes Marciales trazan como meta inalcanzable la perfección, para caminar siempre en esa meta como superación, pero no al punto de volverla obsesiva.


Estrategia de adaptación: "ALEJAMIENTO"

(9) Necesidad neurótica de <Autosuficiencia e Independencia>


La autonomía es una habilidad que debe cultivarse desde la niñez, pero todo debe seguir un balance natural. Existen personas que distorsionan voluntaria o involuntariamente este concepto sintiendo el impulso de que no necesitan de nadie para avanzar en su vida laboral y personal, por lo tanto, tienden a rechazar la ayuda que otros pueden ofrecer desinteresadamente, generando una degradación frente a comprometerse emocionalmente con su entorno y corriendo el riesgo de volverse reticentes a los cambios combinándose con la perfección e inexpugnabilidad.


Llevando esto a nuestra era, el trabajo en equipo y el apoyo emocional es vital para desarrollar de buena manera nuestro campo personal y laboral. Está demás explicar qué es <Sinergia> y todas sus bondades.

(10) Necesidad neurótica de <Perfección e Inexpugnabilidad>


Nuestros modelos educacionales primarios dejan mucho que desear, y se nos enseña en etapas tempranas de la niñez a no equivocarse, “a criar a ese hijo perfecto”, a competir por notas, a competir por cosas; en nuestra vida profesional, a ser cada vez mejores (¿qué el resto? ¿de uno mismo?).


Las nuevas transformaciones “digitales” y el mindset tradicional gerencial presionan hasta el límite para convertir recursos (¿personas?) en los empleados perfectos, en dominar el mercado y aplastar a la competencia, por lo tanto, ese impulso frecuente condiciona una necesidad neurótica de perfección, transformando a las personas a que su pensamiento los lleve a pretender constantemente a ser perfectos y tener terror a fallar, ya que aún se sigue castigando y humillando “en público”. Debido a esto, nace la inexpugnabilidad, se crea una barrera impenetrable donde el error rebota y siempre “salpica” a los demás, nunca reconocen el error propio como cometido, por lo tanto, se vuelven neuróticos por controlar todo el tiempo.


Llevando esto a nuestra era, las verdaderas transformaciones culturales y el nuevo mindset a desarrollar se basan en métodos, prácticas y técnicas empíricas, siguiendo la máxima de que nadie es perfecto, además de estar insertos en entornos VUCA, se hace imperativo el ciclo <Ensayo, Error y Aprendizaje> en entornos realmente colaborativos y de apoyo emocional. ¡Por favor no más herramientas! ¡Más y mejores vínculos emocionales!

Por último, espero haber despertado tu curiosidad de aprender, y reflexionar sobre la vital importancia del auto-conocimiento para así poder impactar positivamente en los demás, creando sociedades y empresas más resilientes y auténticas.


Te dejaré invitado para la publicación del siguiente post donde seguiré tratando la teoría de Horney, pero esta vez con la “Teoría del SELF” para cerrar este ciclo de conocimiento.


¿Te gustaría compartir alguna reflexión o conclusión? Te invito a escribirla en comentarios.


Esta vez no te pediré que escribas cuál es tu tipo de neurosis xD

30 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo